Siempre hay algo que hacer, algo por acabar o que comenzar. Por lo general, vivimos ocupados y a un ritmo acelerado con un nivel de auto-exigencia y responsabilidad elevados. Y sí, es verdad, muchas veces es complicado parar porque las cosas no salen solas. Parece que todo en nuestra sociedad se mide por productividad alcanzada y tenemos que cubrir una serie de necesidades por obligación así que lo común es pensar que todo lo que hacemos es poco…, te suena?. Aunque siempre hay algo que se puede aparcar, aplazar, no nos permitimos NO HACER…, soltar.

Para llenarse, primero hay que vaciarse.
De qué estamos tan llenos que no podemos contener más?. Y qué vacíos están por llenar?
Así se dibuja nuestra vida: de unos espacios por llenar y otros cubiertos, rebosantes o sobrepasados.
La taza de la actividad física llena el espacio Salud pero la medida del equilibrio es fácil perderla.
Este fin de semana, a mi me toca vaciar varios espacios con descanso. Y a ti?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s