Jornadas de más de 6 horas sentados en el trabajo, colegio, instituto, universidad… y sin apenas movimiento. Un estilo de vida sedentario tiene un impacto a largo plazo en la salud perjudicial y negativo. Y la verdad, aunque pese, es que casi nadie se salva de ser población sedentaria.

Un camino silencioso que favorece la degeneración prematura del cuerpo, debido a la falta de estímulos que fuercen a nuestro cuerpo para mantener sus capacidades físicas. Si sabemos que nuestros huesos necesitan soportar pesos importantes y resistir fuerzas considerables para no volverse blandos, que nuestros músculos necesitan realizar actividades que supongan un reto para evitar volverse más débiles y más lentos, que nuestras neuronas necesitan estar activadas con variedad de actividades, además de activar el sistema cardio vascular y respiratorio para evitar el deterioro general, entonces, cumplir años no debería significar una disminución de la actividad física. Estas son algunas consecuencias del sedentarismo:

  • Capacidad aeróbica reducida.
  • Menos volumen plasmático en sangre.
  • Menor densidad ósea, volumen muscular, fuerza y potencia.
  • Músculos flácidos.
  • Postura encorvada.
  • Incremento de la fatiga.
  • Menor capacidad cardiaca y volumen del corazón.
  • Movimientos y tiempos de reacción más lentos.
  • Reflejos irregulares. Pérdida de equilibrio.
  • Sustitución de la masa muscular por grasa.
  • Menor sensibilidad a la insulina.
  • Disminución de la testosterona.
  • Dolor en articulaciones.
  • Pérdida de colágeno.
  • Digestiones más lentas, tránsito intestinal y absorción de nutrientes más lenta.
  • Incontinencia urinaria (disfunción del suelo pélvico).
  • Problemas en los pies y rodillas.
  • Rigidez en caderas, pecho, hombros…

La buena noticia es que se puede mejorar mucho la condición física. Me encanta ver la mejoría tan rápida de las personas que se inician o retoman la actividad después de mucho tiempo pero sobre todo, la sensación de bienestar y el cambio adquirido hacia un hábito saludable. El objetivo es mantener nuestra movilidad dentro de su rango óptimo, quitarse dolores y restaurar la agilidad natural del cuerpo evitando que se quede rígido.

Mejor no esperar a que sea demasiado tarde… Y aunque es verdad que a veces cuesta, podemos cambiar los deseos y las palabras en hechos.

HABLANDO DE VIRUS…

Hablando de virus, hay otro que también opera de forma silenciosa y roba la paz de muchas personas allí fuera. Estamos intoxicados de fotos de cuerpos perfectos, armónicos o musculosos, abdómenes planos, piernas y glúteos perfectos. Las redes sociales hacen su trabajo haciéndonos creer que si sigues un plan de alimentación o ejercicio determinado, conseguirás … Sigue leyendo HABLANDO DE VIRUS…

SEDENTARISMO: EN SILENCIO HACIA LA DEGENERACIÓN FÍSICA Y MENTAL

Jornadas de más de 6 horas sentados en el trabajo, colegio, instituto, universidad… y sin apenas movimiento. Un estilo de vida sedentario tiene un impacto a largo plazo en la salud perjudicial y negativo. Y la verdad, aunque pese, es que casi nadie se salva de ser población sedentaria. Un camino silencioso que favorece la … Sigue leyendo SEDENTARISMO: EN SILENCIO HACIA LA DEGENERACIÓN FÍSICA Y MENTAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s